NACIONAL

Tenemos que Hablar de Chile: la nueva plataforma de encuentros ciudadanos

La plataforma Tenemos que Hablar de Chile, es un espacio de conversación y encuentro ciudadano en formato digital. Esta iniciativa es impulsada en conjunto por las universidades Católica y de Chile; y apoyada por más de 40 organizaciones, entre ellas Fundación Chile, Matríztica, Urbanismo Social, junto con la colaboración de Google para el soporte digital.

En medio de la incertidumbre que genera el COVID-19, sumado a las demandas e inquietudes que surgieron tras el estallido social, la plataforma busca ser un espacio donde todos y todas quienes se sientan parte de Chile puedan conversar sobre qué elementos del país se pueden mejorar o mantener, y cómo hacerlo.

La iniciativa tiene tres mecanismos de participación, donde hasta la fecha ya han participado más de 55.000 personas en más de 320 comunas del país. La metodología y sistematización fue creada en conjunto por el Instituto de Argumentación de la Universidad de Chile y el Laboratorio de Innovación Pública de la Universidad Católica.

  • Consultas ciudadanas: son 18 consultas, una por cada tema país como educación, salud, pensiones, entre otras. Buscan que la mayor cantidad de personas posible pueda contribuir desde su experiencia, y al mismo tiempo experimentar una dinámica que provoque reflexiones.
  • Conversaciones digitales: se desarrollan en grupos de 4 y 8 personas por aproximadamente una hora, facilitado por un moderador. Estos encuentros siguen una estructura de conversaciones fluida, simple, entretenida y donde todos puedan aportar sus visiones de país.
  • Chile a Escala: busca registrar y representar de la forma más rigurosa posible lo que ocurriría si todo Chile fuera parte de una gran conversación: se busca que al menos una de cada mil personas que viven en Chile participen en una conversación a través de videollamadas.

Las personas serán seleccionadas para representar las diferentes realidades de Chile en términos etarios, geográficos, de género e ingresos, entre otras variables. Una vez convocadas conversarán en grupos de 5 por aproximadamente dos horas, donde el tema central es el país que quieren construir en los próximos 10 años y los compromisos que están dispuestos a adquirir para hacerlo posible.

Una vez finalizadas todas las etapas de participación, los resultados serán sistematizados por el Instituto de Argumentación de la U. de Chile y plasmados en una serie de documentos que serán entregados a las autoridades. Así, por los distintos temas que surjan, se formarán mesas compuestas por expertos y expertas en el área. Las ideas que surjan, serán convertidas en propuestas concretas y de ese modo poder incidir en la discusión y diseño de políticas públicas.

Conoce más sobre esta plataforma ingresando a Tenemos que Hablar de Chile.