COMUNAL

En Chillán, Pyme local da empleo a personas en situación de calle

Se trata de Widun, la fábrica de vasos a partir de botellas recicladas, un emprendimiento familiar creado en el año 2019 que tiene por objetivo disminuir la cantidad de botellas de vidrio desechadas en los vertederos de la ciudad y, al mismo tiempo, entregar oportunidades laborales a personas de escasos recursos.

A partir de lo anterior, su fundador Felipe Chávez, se acercó a la Hospedería de Hombres del Hogar de Cristo en Chillán y les ofreció a los usuarios la oportunidad de trabajar de forma remunerada en el lavado de las botellas, que después se convertirían en vasos. “Estaba buscando un lugar con personas vulnerables a las que pudiera ayudar. Fui a tres lugares, entre ellos la cárcel donde me dijeron que no, porque el vidrio era peligroso y actuaba como arma. Después encontré el Hogar de Cristo, donde tuve tan buena acogida que me dije de aquí no salgo’”, cuenta.

Les propuse partir con un proyecto piloto donde yo le llevaría las botellas de vidrio recuperada de los vertederos y los usuarios que quisieran participar se inscribirían para empezar a lavarlas. Implementé un taller de lavado de botellas con el fin de que ellos pudieran generar ingresos, mejorar su autoestima, ser parte un proyecto ecológico y sentirse valorados. Corté un tambor y le puse patas, llevé detergente y les enseñé cómo lavar las botellas. Empecé con 100 botellas pensando que me las iban a tener en una semana, pero al día siguiente ya estaban listas”, recuerda sorprendido de su primera experiencia con usuarios de Hogar de Cristo.

En el primer mes de trabajo, los usuarios de la hospedería que se unieron a este emprendimiento lograron lavar más de 600 botellas de vidrio. “Gracias a las botellas que lavaron los muchachos de Hogar de Cristo, pudimos sacar nuestra primera partida de vasos estampados, todos relacionados con temas medioambientales y sociales. Este emprendimiento partió como algo para generar ingresos y se ha convertido en algo social, donde nos enfocamos en ayudar a personas vulnerables”, cuenta su fundador.

En tanto, Héctor Higuera, Jefe de Operación Social de Hogar de Cristo en Ñuble, comenta: “El trabajo que hemos desarrollado junto a Felipe nos permite entregar a los usuarios herramientas para su desarrollo integral. La innovación de este emprendimiento es que favorece el desempeño de nuestros usuarios en temas ocupacionales, los ayuda en el uso de su tiempo libre y les hace sentir valorados por otros. Al igual que estas botellas que luego se transforman en un mejor producto, estos vasos también simbolizan lo que las personas en situación de calle viven día a día en nuestros programas donde se van puliendo, van encontrando herramientas y oportunidades para una vida mejor”, agrega.

En la actualidad, por motivos de la pandemia, todos los trabajos de lavado de botellas se encuentran suspendidos y a la espera que la situación sanitaria cambie y permita desarrollar y proyectar este proyecto tal como su fundador espera, “Mi idea es que a medida que este emprendimiento vaya creciendo y llegando a otras ciudades, pueda ofrecer esta oportunidad de generar dinero a los usuarios de Hogar de Cristo en todo Chile. Así podría seguir ayudando a más personas y ellos obtendrían ingresos. Quiero lograr que estas personas generen dinero, que sean visibilizadas por la sociedad y se sientan felices. Mi idea es hacer un mega proyecto de lavado de botellas donde, en un futuro, pueda contratar a esas personas para que tengan prestaciones médicas y mayor seguridad social. Mi sueño es darles trabajo y ayudar a sus familias. Quiero ayudar en todas las formas que sea posible”.

Fuente y Fotos: hogardecristo.cl