REGIONAL

Bordadoras de Miramar y artesanos de Liquiñe se capacitan en comercio electrónico

Las agrupaciones Bordadoras de Miramar de Niebla y Kuim Maull Che de Liquiñe son dos de las 35 organizaciones de artesanos y artesanas de Chile que participan de la primera Aceleradora de Comercio Electrónico para el Sector de la Artesanía. El proyecto es implementado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a cargo de expertos nacionales e internacionales, que durante cuatro meses buscará potenciar capacidades de comercialización online en creadores y creadoras.

Las jornadas, que comenzaron a mediados de agosto y se extenderán hasta noviembre, contemplan talleres de especialización, reuniones de desarrollo de contenido, mentorías con especialistas, encuentros comerciales, además de la implementación de una plataforma digital y la entrega de un diploma de participación a cada organización.

Dentro del campo de la economía creativa, el sector de artesanía es el que mejor refleja la diversidad de nuestra geografía y culturas, conectándonos con nuestras raíces, nuestra materialidad y matices culturales. Por ello, uno de los principales lineamientos de la Política Cultural en este ámbito es el de fomentar la comercialización y mejor inserción del sector en el ámbito productivo, y esta actividad es una oportunidad para fortalecer la relación del sector con el mundo digital y sus múltiples posibilidades”, comenta la ministra de las Culturas Consuelo Valdés.

La secretaria de Estado además agrega: “El comercio electrónico y la oferta de cultura digital han llegado para quedarse y a ellos recurrimos para acercarnos a nuestras audiencias, a la gente. El mundo de la artesanía, que es contenedor de identidad, de cohesión cultural, de patrimonio, debe estar ahí y estamos trabajando para eso”.

La iniciativa, implementada a través de la Secretaría Ejecutiva de Economía Creativa y el área de Artesanía, surge como respuesta ante la consulta pública realizada por el Ministerio de las Culturas luego de desatada la emergencia sanitaria por Covid-19, que reflejó que uno de los principales problemas del sector artesanal es la disminución de ventas al no poder asistir a ferias o espacios para comercialización de manera presencial.

Durante el proceso, las organizaciones participantes podrán conocer cómo desarrollarse comercialmente e insertarse en el mercado nacional e/o internacional, fortaleciendo sus capacidades de emprendimiento y comercialización, con foco en la economía digital. También lograrán reconocer su espacio de mercado y posibles nuevos consumidores, junto a herramientas de marketing que podrían lograr su posicionamiento en mercados de su interés.

El proceso de selección se llevó a cabo a partir del Registro Chile Artesanía y propuestas de las Seremis de Cultura. En una segunda etapa, fueron presentadas para la aprobación del subcomité de Economía Creativa, donde participan Corfo, Prochile y la Subsecretaría de Hacienda, los que propusieron acciones para maximizar el proyecto desde las capacidades de cada institución.

Fuente y Foto: cultura.gob.cl